24.4.08

Buscando una pequeña gran partner...

He notado que a veces la amistad agota, agovia, y estresa. Mas aún, he notado que la amistad te da alas y buen viento pero también te absorve y te ahoga.
Hace muchos años obtuve una pequeña gran saltamonte como partner, y hoy después de algunos meses de alejamiento hablé por teléfono con ella como si nuestra amistad no interesara ni un carajo, me sentí completamente rara al hablar por teléfono con ella, esa soltura de labios al habalr con una amiga y ponerte al día de los más insignifacantes omentos de tu vida había desaparecido totalmente, pensé que quizá era porque empecé el día demasiado acelerado, pero me percate que así es el inicio natural de mis días en el trabajo y que eso no era excusa para tal fría conversación, ahí lo entendí así como el amor desaparece entre las parejas, la amistad también se diluye en el tiempo; al terminar la conversación y cortar el teléfono, me sentía tan tonta que sólo espere un momento vacío en mi horario laboral y opté por salir de la oficina, esconderme por el paseo chabuca granda y fumarme un cigarro, haciendo que al aire tan brusco de ese pasaje me tiré mil y una cachetada para reaccionar, fue inútil no tenía ni las más mínimas ganas de volverla a llamar... Quise tener la necesidad de llamarla y comentarle lo que había sentía(no hay más que ser totalmente sincero cuando tienes una duda en la cabeza), como a veces hago con mis amigos (y eso, que saben que he podido llamar a cualquier hora), para que luego me digan que soy muy directa y que no es momento para habalr de tal tema.
Al regresar pasito a paso me di cuenta que sigo siendo la misma resentida de siempre, quizá por una sintonía entre mi cerebro, corazón y actitud que derrepente no entiendo bien.
Al estar sentada de nuevo en la oficina y entre mis dos separaciones de melamine con mi colega de al lado, solo he pensado en las cosas bonitas que pudo tener esta amistad, abrí una hoja en Word y como la más simplona trabajadora muy interesada en lo que escribe en su pc, comenzé a hacer la famosa lista de los pro y de los contras.
  1. Noches de ensueño y de quita sueño en su casa y en la mía.
  2. Prestadas de ropa de emergencia.
  3. Secretos en millones.
  4. Pasajes de ida a vuelta a miles de noches de juerga.
  5. Un trago por la felicidad y para acompañarlo mil más por una tristeza de amor.
  6. Desayunos, almuerzos, cenas y vomitos.
  7. Viajes.
  8. Llamadas e emails en lejanías.
  9. Pégale al chancho.
  10. Recorridas de carretera en madrugadas.
  11. Marmotear y ver pelis bajo dos frazadas.
  12. Tu casa, la mía o la de su tía jajaja.
  13. Los primos.
  14. La universidad, los triunfos y las derrotas.
  15. Las idas, las vueltas y demás venidas.
  16. Nuestra Ultima conversacion, ella con un martini y yo con una cerveza en un sillón de primer piso de OM.

Cierto en una amistad así no existen contras sola faltas, no puedo dar más ejemplos pues sé que faltan muchas cosas más(buenas o malas), con esta lista hecha en menos de un minuto he mandado al carajo mis tonterías.

La amistad es maravillosa..... pero aú no podría decir que te he extrañado partner!, como lo dije al principio, la amistas a veces agobia, prefiero alejarme!

Publicar un comentario