26.1.08

De a dos es mas fácil, pero es fácil estar de a dos?

No me explico aún la razón porque sentimos que todo es más fácil cuando estamos en pareja, cualquier momento del día se nos puede pasar muy rápido y todo es una "papaya" en el trabajo, sonreímos al irnos y al llegar a la oficina y que más, alguién nos recoge o llegamos a esa casa que hacía meses andaba sola todo el día para conversar de a dos, lo que antes hacías con un pan y una taza de café acostada en el sofá de tu sala escuchando las noticias de la noche.
Intento entender que esto significa, y podría decir en términos generales, que cuando una mujer decide estar con un hombre y abrirle la puerta de su casa, y aunque a veces o muchas veces vamos mas allá del sólo hecho de abrirles las "puertas de nuestra casa", el sentido de dulzura de estar acompañadas y de porque no decirlo de acostarnos con un hombre siginfica que hay algo más de él que nos gusta, además de su cuerpo, de la mirada que nos dá, ese ALGO es lo que en realidad nos enamora - vaya a ver que siempre me doy cuenta después de ese ALGO, cuando debería hacerlo antes-. Tiene que haber alguna energía, alguna sensación de que lo que entra (y se queda dentro) puede ser bueno (contando con las esperanzas de que será fácil hacer las cosas de a dos).

Si consideramos el sexo como un espacio de “descarga” solamente, entonces un encuentro casual puede servirnos a ambos, hombres y mujeres, hoy en día nos descargamos en cualquier momento, pero debo decir que la cualidad femenina de conexión con la energía amorosa y emocional de su naturaleza (sí, sí esa de la que hable arriba)requiere de nuestra integración, de la conexión de nuestra cabeza y de nuestro corazón, y que dicha conexión solamente es posible cuando es más completa(cuando sin pensarlo, siempre lo logramos, logramos enamorarnos), es decir, cuano nuestra mente alborotada toma frente en tal situación y lo admitimos, cuando nuestro corazón acelerado nos hace suspirar y decir No a cuanto hombre se nos presente (sabiendo que suele suceder que cuando estas sola no te dan ni bola y cuando estas de a dos te llueven las proposiciones)y cuando nuestros actos, hacen notar que deseamos ese de a dos (detalle que sería fabuloso si es que se da de la parte contraria, si es así BINGO).

Aún así habiendo llegado a esa estupenda sensación que nos hace estar felices y adorar hasta una priNcesita de 0,20 céntimos, llega el momento que esos detalles de que de a dos las cosas no eran tan fáciles como lo dibujábamos en nuestras cabezas, porque simplemente ese de a dos solo estaba en nuestras suspiros, en nuestra mente alborotada y en todas las proposiciones que desperdiciamos. Una pregunta muy frecuente puede ser ¿Por qué no me llamó más? y debo decir que me lo he preguntado muchas veces y se qué muy probablemente algunas de mis amigas también, yo, puedo decir que quizá es porque me apuré a compartir con un desconocido (al que no le costó nada el intercambio) una parte muy profunda de mi intimidad, de mis sentidos, y por qué no decirlo en algunas ocasiones de mi billetera, sin saber si él realmente quería estar conmigo o también podría decir que en algunas ocasiones pensé que yo podría ser esa parte en su vida en que las cosas de a dos serían más fáciles (aquí es donde debemos recordarnos que nadie piensa por nadie).
Sólo sé que la gran lección que me han dado algunos hechos de estos de a dos, es que si la intención es un encuentro(casual, momentáneo, de verano, de estación, etc, etc, etc), debemos darnos tiempo para saber qué queremos nosotros mismos, sin adicciones, sin atolondrarnos a estar bien y exquisitas todos los días, eligiendo desde la abundancia y la plenitud, sin quedarnos “atrapados”, sino decidiendo mutua y conscientemente lo que sentimos, los encuentros son miles, un encuentro bien hablado y sentido es único y eso es lo que veo en algunas parejas que hoy puedo decir que si se puede! Que si se pueden dar que las cosas, esas cosas que de a dos pueden ser fáciles, muy fáciles!.
*Dedicado a esa pareja de amigos que desde el colegio se adoraron. Felicidades...
Publicar un comentario