8.1.08

Las Mujeres I - Nuestra Unión

Ayer compartí un largo y suculento almuerzo con un grupo de personas(en su mayoría mujeres), y puedo decir que fue un fructífero (lleno de chismes de cajón de oficina), dulce (lleno de insultos para la que no pudo llegar a almorzar), íntimo (lleno de historias de habitación), y fraterno (de hecho! ja! todas eramos amigas - patazas! y colegas, mejor dicho).

Ayer me di cuenta que mientras nosotras estamos pendientes de ver a quién le quedó mejor la blusa del uniforme, o quien llevó sandalias nuevas puestas (verificando siempre que no sean las de la oferta de 29.90 de saga falabella) los hombres a la hora de almorzar, pues solo almuerzan!, lo que sería normal en un almuerzo, no lo creen?, ellos se juntan para comer, comparten sus experiencias y se rien tomando unas cervezas, ellos gastaron el mínimo de tiempo de lo que nosotras demoramos en salir del baño después de ese almuerzo por el hecho de que nosotras nos volvemos a pintar, a peinar, nos lavamos los dientes, y nos echamos el respectivo perfumito del cajón del escritorio.

Mi observación esta vez la he basado en que en ellos no existe rastro alguno de envidia, se juntan y relatan que se debe hacer en ocasión de, o como safarse de, sin embargo nosotras no hacemos otra cosa que avalanzarnos frente de la que esta hablando y decir: Ah si!, pero yo hice tal o cual cosa, y mi mamá, y mi papá, y mi enamorado me hizo, me dijo, me dió......En realidad no nos interesa que le paso a la del frente y debo pensar que a la del frente no le interesa ni un pepino lo que me han hecho o lo que yo piense hacer de mi vida.

Si unidas podemos hacer tantas cosas buenas, realizar caminatas, maratones en pro del cáncer(que si debería ser un tema de conversación) y etc, etc..., porque también unidas nos vamos a la misma miseria intelectual que comparo con la envidia, no podrá haber mujer alguna que no se ha fijado en como llego vestida su compañera de al lado, que no se ha fijado en que ha almorzado o que dieta ha realizado, sin comentarlo.
Bien dicen que para enamorar a una chica tu mejor aliado es su mejor amiga.... y para enamorar a un chico tu mejor aliado es su mamá... MUJERES!.. mujeres en ambos bandos.

Nuestra unión es invisible, directa y fulminante con los demás, sin embargo matamos esa primera gran unión de fuerza contra una solitaria que anda por ahí, no quiero decir que actuemos como hombres (se que eso nos destruiría más aún), pero mientras nosotras nos matamos comentando diversos sucesos del día a día, ellos lo escuchan, aprenden y observan como nos sacamos los ojos por la envidia a lo que a ellos simplemente les da risa.
Si las mujeres escucharamos mas de lo que hablamos, estoy segura de que se vería una gran diferencia. Las mujeres más poderosas ( y no por eso más conocidas) son las que escuchan y actúan( sí! debo decirlo: como actúan los hombres escuchan y actúan)
En el próximo almuerzo... se los digo ..espero que me escuchen!
Publicar un comentario