18.7.16

Te doy un consejo: No te enamores de mí.

No te enamores de mí porque cuando lo hagas tendré que admitir que estoy enamorada de ti, porque cuando eso pase vas a querer no haberte enamorado de mí.


 De verdad nunca te enamores de mí, no te involucres conmigo, ni con mi familia, no le hables a mis amigos, mucho menos a mis amigas, ni intentes caerme bien. ...
No te enamores de mí, ni de mi gusto por viajar, no te enamores de mi manía por de recitar frases para buscarles más explicaciones, ni de mi costumbre de cantar la misma canción durante todo el día , de gritarla en mi carro, mientras finjo hacerlo muy mal para reírme de mí misma.

No te enamores de mi manera de bailar con y sin música, no me veas bailar marinera nunca, no lo hagas por favor, no te enamores de la manera en la que te hablo por las noches (así no estemos cara a cara), ni de mi manera de comer recordando siempre los dibujos con ketchup de mi mamá. No te enamores de mis ojos negros, ni de mi sonrisa, no te enamores de mi manera de caminar lento cuando estoy feliz, ni de mi manera de reír que es realmente tonta y muy ruidosa cuando algo de verdad me causa gracia.

Te recomiendo, que tampoco te enamores de mi manera de peinar mi cabello y sujetarlo, al final va a terminar suelto, en cola y nuevamente ondulado, no te enamores de mis celos, no te enamores de mis locuras, de mis peleas repentinas, no te enamores de mi sobre protectora personalidad ni de mi gusto por las cosas viejas, no te enamores de mi buen corazón y mi capacidad para perdonar, no te enamores de mi pasión por la lectura y mi espíritu de realidad, de mirar ciegamente al cielo y el mar, no te enamores de mí por tener miles de fotos espectaculares y no publicarlas, de ser fotógrafa del alma y no material, no te enamores de mi dependencia ni de mi independencia, no te enamores de mi buenos modales, ni de mis malas palabras, no te enamores cuando diga #SonCositas, no te enamores de mi gusto por el olor de los libros, de mis miles de aromas y colonias tiradas por todos lados, no te enamores de mis malos tratos, ni de mi manera de amarte, ni de pensarte, y mucho menos de mi manera de extrañarte, por eso no te enamores de mí.

No te enamores de mi forma de pensar, ni de mi forma de llevarte la contra, no te enamores de mi forma de no tratar de caerle bien a los demás, ni de lo mucho que me gusta ayudar a la gente, no te enamores de mi corazón.
Te pido un favor no te enamores de mí por favor.
Publicar un comentario