15.8.08

Adiós al lugar, lo demás es solo hasta luego

Hoy, he tomado la decisión de renunciar a un año de trabajo fuerte y liviano a la vez, franco y mentiroso muchas veces, cortés, leal y algunas veces enmascarado pero lo que debo señalar es que la experiencia de esa área me deja con una enseñanza muy grande que nadie la va a quitar.
Durante varios meses, he sido la linda payasita legal de unas amigas, las que hasta hace algunas semanas me dijeron que he perdido totalmente aquella alegría que me ocasionaba ese trabajo, quizá perdí la motivación, quizá me cansé de algunas personas a mi alrededor, quizá me cansé de no tener nada más o de no ser nada más, quizá, quizá, quizá....
En aquella oficina hoy dejo una jefa impecable, amiga incomparable, y declarada por mi persona consejera de por vida, dejo una chica tan leal, que su alegría por vivir cada día con su gracia y su gentileza me ha ayudado a decir si se puede ser y hacer varias cosas, y que todo lo demás, esas cositas te valgan un reberendo rábano.
Dejo también a tres grandes amigas, expertas en manejar a todo tipo de gente con la que me crucé en el camino, internas y externas, las que no permitieron nunca que me caiga, que me equivoque, que ria mucho más y que me han hecho subir esas escaleras mil y mil veces más. Dejo a dos chicos a los que les deseo lo mejor, en la enfermedad y en la vida familiar, a quién me ha hecho conocer los mejores points del centro de lima para comer, hoy a estas siete personas debo decirles gracias por todo.
No voy a realizar comparaciones, ni me voy a dedicar a explorar el tema de esta decisión, tengo una mejor oferta y por eso me voy.
Adios al lugar, todo lo demás es un hasta luego, SON COSITAS!
Publicar un comentario